RELACIONES DEL APÓSTOL

Tema 09: RELACIONES DEL APÓSTOL
Capítulo 04: DONES DEL HIJO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros (Efesios 4.11).

“El apóstol se relaciona de manera efectiva con los otros ministerios”

PRINCIPIOS
1- CON OTROS APÓSTOLES. El apóstol debe relacionarse con otros apóstoles a fin de desarrollar las estrategias que vienen del cielo de una manera conjunta como un equipo celestial. En este sentido, las buenas relaciones son sustanciales respetando la labor de cada uno de los consiervos que establecen casas apostólicas.
Debe existir una verdadera actitud de respeto, honor, tolerancia, con el fin de hacer buenos equipos de trabajo. Un apóstol debe ser una persona que se desarrolla con facilidad con otros ministerios apostólicos. No estamos viendo competencia, sino unidad en el trabajo. Cada uno recibe un llamado especial, que los otros apóstoles deben respetar.

2- CON EL PROFETA. El apóstol hace un trabajo en conjunto con el profeta. De hecho, ambos ponen el fundamento de la Iglesia (Efesios 3.20). Esta labor conjunta entre los dos oficios reúne las dos unciones para poner el fundamento adecuado en la Iglesia de Cristo. El apóstol Pablo siempre se hizo acompañar de uno o más profetas. Vemos en su primer viaje misionero que es acompañado por Bernabé, quien es descrito como profeta en la Biblia.

3- CON EL EVANGELISTA. La labor de los apóstoles es bajar los diseños del cielo y establecerlos en la tierra. Ya que el evangelista es un demostrador del poder de Dios y manifiesta las señales del reino, es un buen apoyo en extender el reino por medio de la predicación. En las casas apostólicas deben de existir evangelistas que apoyen al apóstol en establecer el reino por medio de las señales que le siguen. Ya que los cinco oficios son llamados a edificar perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo (Efesios 4.12), regularmente el evangelista participa en la formación del cuerpo de Cristo mediante conferencias donde lo equipan para ganar almas y extender el reino.

4- CON EL PASTOR. Esta es la relación más frecuente en el cuerpo de Cristo, donde el pastor queda bajo la paternidad, cuidado y proyección de un padre apostólico. El pastor es un brazo fuerte para el apóstol para establecer los diseños de Dios en la tierra. La labor del apóstol no tendría sentido sino tiene a su lado al pastor. El trabajo del pastor no estaría completo sin la labor del apóstol a su lado. Toda extensión del reino de Dios sin el pastor no podría ser una realidad porque es el que cuida de las personas que son integradas al cuerpo por el Espíritu Santo.

5- CON EL MAESTRO. El maestro es un apoyo de un valor incalculable en el trabajo apostólico. Identificamos Antioquía como una verdadera casa apostólica en donde se encontraban entre los ministerios al maestro. Por supuesto que la relación apóstol-maestro es esencial en el trabajo de las casas apostólicas, ya que el maestro desarrolla una gran labor en el trabajo de enseñanza y capacitación del cuerpo de Cristo con seminarios, congresos, elaboración de material de trabajo para la impartición de doctrina y de edificación.

APLICACIÓN
La unción apostólica y profética baja los diseños del cielo y revela los sueños de Dios para nosotros sus hijos. Esta unción también activa los genes de conquistadores para hacer frente a los demonios y sus ataques sean destruidos. ¡La palabra profética activa los dones necesarios para poseer el monte! Esta unción profética revela tanto las estrategias de Dios como los ataques de Lucifer para impedir que lleguemos a tomar la cima del monte.
El apóstol tomará autoridad y hará decretos celestiales para que se cumplan a favor de los hijos de Dios que estarán conquistando el monte de gobierno. Además los ministros proféticos estarán pendiente de cubrir en una oración de intercesión los pasos de cada persona que ha sido puesta en un lugar de autoridad desde donde permeará los valores y principios celestiales.

DECLARACIÓN DE FE
Estoy determinado a caminar en el poder del Espíritu, avanzando en la conquista del reino en cada espacio donde el Señor me llame. Me esforzaré a lograr empujar el reino en todos sentidos para lograr cumplir con el diseño que el Padre me ha dado para este tiempo. Amén!

ORACIÓN
Dios eterno y maravilloso, por favor ayúdame a ubicarme correctamente en la posición donde me has llamado. Quiero esforzarme para cumplir con mi destino en esta tierra. Se que el Espíritu Santo me guía a toda verdad y toda justicia, con su ayuda podré cumplir con el propósito para el cuál me creaste en este mundo. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply