Tema 05: LA IGLESIA DEL REINO
Capítulo 04: DONES DEL HIJO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella (Mateo 16.18).

“Somos legisladores en esta tierra, embajadores y colaboradores con Dios”

PRINCIPIOS
1- LA IGLESIA DEL REINO. La Iglesia de este tiempo será irreconocible en comparación con la Iglesia de décadas pasadas. La restauración de los cinco ministerios de los últimos días tomará la responsabilidad de manifestar el poder de Dios como fue en la iglesia primitiva. El mensaje será el evangelio del reino, no un evangelio religioso que son solo palabras, sino la demostración de lo que dice la Biblia. El apóstol Pablo dijo: Ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder (1 Corintios 2.4).

2- LA VERDAD PRESENTE. Cuando hablamos de la verdad presente no estamos hablando de una verdad nueva o la composición de frases raras o revelaciones sacadas del corazón del hombre. Más bien tratamos con las verdades bíblicas que están escritas pero nos son practicadas en una época, sino hasta que el Espíritu Santo usa a hombres de Dios para darlas a conocer. Un ejemplo es la escritura por medio de la cual Martín Lutero es sacudido: El justo por la fe vivirá (Gálatas 3.11). Esa verdad bíblica sacudió la vida de este monje agustino que provocó una revolución en su época.
Para nosotros esta verdad esta totalmente restaurada, al leerla la entendemos perfectamente porque el Espíritu la reveló hace mil quinientos años atrás.

3- UN TESORO ESCONDIDO. Solo las iglesias que han sido transformadas a una iglesia de reino podrán predicar el evangelio del fin del tiempo. ¿Cómo será esto? Lo podemos entender a través de la siguiente parábola de Jesús: Además, el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo (Mateo 13.44). Ese tesoro escondido son las verdades y valores del reino de Dios que están siendo restaurados para cada época. Es un tesoro que tiene que ser descubierto, para lo cual tenemos que buscarlo.

4- INVERSIÓN EN EL REINO. Cuando esas verdades son descubiertas tenemos que hacer una inversión para obtenerlo. En la parábola dice que aquella persona vendió todo lo que tenía. ¡Eso se llama inversión! Martín Lutero tuvo que invertir su reputación, economía, esfuerzo, su propia vida, para que esa verdad presente fuese restaurada. La Iglesia de reino que vamos a ver en este tiempo esta compuesta por creyentes que practican los verdaderos valores y principios del reino de Dios, son hacedores de la palabra y no solo oidores. El tesoro escondido será encontrado y puesto en práctica.

¿Te imaginas que a Lutero le hubiéramos hablado del bautismo en el Espíritu Santo como fue predicado en la calle Azuza? ¡Seguramente nos hubiera tratado como herejes! El asunto es que no era el tiempo del Espíritu para sacar esta verdad del tesoro escondido.

5- ¿EL REINO? En el libro de Los Hechos capítulo 1, relata como los discípulos escuchan una conferencia de Jesús acerca del reino de Dios por cuarenta días. Al final, los discípulos hacen una inteligente pregunta: ¿Restaurarás el reino a Israel en este tiempo? A lo cual el Señor contesta: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad (Hechos 1.6-7).

Las palabras claves aquí son tiempo (kairos) y sazón (sabor). En este pasaje habla del tiempo exacto en que el reino se manifestaría. En este caso, podemos ver que cada verdad, valor o principio del reino será restaurada en el tiempo exacto de Dios, con la persona y el lugar adecuado. En el tomo 1 de esta serie Charismata hago una lista de verdades restauradas en cada época.

APLICACIÓN
La plenitud de la Ekklesia de Cristo vendrá cuando podamos tener todos los valores y principios del reino en acción siendo practicados por los hijos de Dios manifestando su poder al mundo. Es muy importante tomar nuestra posición, sino tenemos un llamado directo a los cinco dones ministeriales, si debemos apoyar a los que están ahí posicionados, somos parte de un gran ejército en esta tierra, invertir es la palabra correcta, tiempo, esfuerzo, dedicación, perseverancia.

DECLARACIÓN DE FE
¡Soy parte de este gran ejército de Dios en este mundo! Me voy a esforzar a caminar con autoridad y determinación en este mundo, nada ni nadie podrá detenerme en tomar ese tesoro escondido y operar en el reino para dar frutos en abundancia. Amén!

ORACIÓN
Dios maravilloso, estoy tan emocionado de vivir en este tiempo donde el poder del reino será demostrado como nunca antes. Por favor no me sueltes de mi mano, quiero servirte con integridad, dar frutos para tu reino y agradarte en todo lo que haga. Gracias por permitirme vivir en la plenitud de tu espíritu cada día. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply