EL EVANGELISTA ESTABLECE EL REINO

Tema 24: EL EVANGELISTA ESTABLECE EL REINO
Capítulo 04: DONES DEL HIJO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros (Efesios 4.11).

“Una de las virtudes del evangelista es establecer el reino en lugares nuevos”

PRINCIPIOS
1- El evangelista ESTABLECER la cultura del reino de Dios en la tierra. El evangelismo que mejor funciona es a través de la comunicación personal, aunque la comunicación escrita es sencilla, práctica y efectiva. Los medios electrónicos son poderosos para transmitir el evangelio. El evangelio por medio del arte da buenos resultados pero no es muy usado, y el evangelismo es un medio efectivo a cuando se hace persona a persona.

2- El evangelista de este tiempo tiene un reto sumamente importante. Los principados están ocupando el monte de la comunicación y lo usa para mantener a los seres humanos bajo temor. Es aquí donde los evangelistas hacen su función trayendo las buenas nuevas de la cultura del cielo a la tierra. Mientras que el diablo envía sus malas noticias por medio de la televisión, revistas, inclusive de boca en boca, la unción del evangelista crea métodos, diseña estrategias de permear la cultura del cielo a la tierra.

3- Aunque todos los hijos de Dios somos llamados a proclamar el evangelio de Jesucristo, el Verbo de Dios ha dejado el don del evangelista como un llamado especial para hacer la tarea de la transmisión de las buenas nuevas a cada rincón de este mundo. Aunado a esta tarea de exponer la cultura divina, el evangelista participa con los otros cuatro oficios en edificar y activar a los hijos de Dios para que cumplan con su llamado.

4- La vida interior del evangelista, debe ser de comunión con Dios que se refleje en sus acciones. Desde un punto de vista bíblico debe cumplir con las siguientes funciones:

  • Anunciar el evangelio, Hechos 13.32.
  • Enseñar, 1Timoteo 4.13.
  • Hablar con denuedo, Hechos 9.29; 13.46.
  • Exhortar, Hechos 2.40; 11.23; 1Timoteo 4.13.
  • Amonestar, Colosenses 1.28; 1 Tesalonicenses 5.14.
  • Rogar, 2 Corintios 5.20; Efesios 4.1.
  • Disputar, Hechos 9.29.
  • Contender, Judas 3 (pero recuérdese Romanos 14.1).
  • Discutir, Hechos 17.2, 17; 18.19
  • Responder, 1 Corintios 9.3; Filipenses 1.16
  • Redargüir, 2 Timoteo 4.2; Mateo 18.15
  • Convencer, Tito 1.9.
  • Tapar bocas, Tito 1.13.
  • Mandar, 1Timoteo 1.3.
  • Desechar, 2Timoteo 2.23; Tito 3.10.
  • Anunciar todo el consejo de Dios, Hechos 20.20, 27.

APLICACIÓN
Aunque no todos estamos llamados a ejercer alguno de los cinco oficios, la gran comisión de hacer discípulos, sí es para todos los nacidos de nuevo. Inmediatamente, cuando recibimos a Cristo en nuestro corazón, somos llamados a ganar almas para el reino de nuestro Padre. No necesitamos operar en el don del Evangelista para ser “pescadores de hombres”, todos debemos ser parte de esta gran responsabilidad de predicar el evangelio y hacer obras de fe en el nombre de Jesús.

DECLARACIÓN DE FE
Hoy mismo decido obedecer el llamado de la gran comisión, trabajaré duro para ganar almas y ser fiel en ejercer lo dones espirituales que el Padre me ha dado para que mi propósito en este mundo sea cumplido fielmente. Amén!!

ORACIÓN
Gracias Señor amado por permitirme ser parte de esta generación que ganará el mundo para tu reino. Ayúdame a vencer los obstáculos y serte fiel en todo lo que me ordenes. Me voy a esforzar para hacer todo de manera excelente para glorificar tu nombre. Amén!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply