Tema 27: AUTORIDAD PASTORAL
Capítulo 04: DONES DEL HIJO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no os es provechoso (Hebreos 13.17).

“Dios delega la autoridad al pastor para administrar su obra pastoreando sus ovejas”

PRINCIPIOS
1- Dios comparte su AUTORIDAD con el ser humano desde el momento que nos hace líderes. En el oficio pastoral y en cualquier cargo de liderazgo observamos cuatro niveles de autoridad que Dios ha puesto en nuestras manos.

En primer lugar esta la autoridad DELEGADA. El Espíritu Santo nos da esta instrucción referente a nuestra sumisión a los cinco dones del ministerio: Obedeced a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que lo hagan con alegría, y no quejándose, porque esto no os es provechoso (Hebreos 13.17).
Pastor no significa dictador o el que obliga a acatar su voluntad. Quiere decir: Dirección similar al de pastor. En el sentido bíblico esta autoridad delegada por Dios significa que debemos hacer las cosas como Él mismo las haría. Jesús dijo que el buen pastor da su vida por sus ovejas (Juan 10.11).

2- Esta autoridad delegada nunca se extiende más allá de la RESPONSABILIDAD que es otorgada. Esta autoridad nunca tiene otro objetivo que la responsabilidad de hacer lo que es ordenado hacer. Por ejemplo, debido a la responsabilidad que el hombre casado tiene para con su esposa y sus hijos, ello le otorga autoridad en su hogar.

Cada pastor esta para actuar con una responsabilidad delegada en una situación dada, de la misma manera que Cristo lo haría si estuviera físicamente presente. Es un agente que representa la preocupación de Cristo por su Iglesia, al igual que el desarrollo espiritual y moral de la misma. Dios opera nombrando algunos para trabajar en su lugar, en su nombre, como sus agentes en el contexto de una autoridad pastoral nacida de la responsabilidad asumida.

Esto es lo que se llama autoridad delegada, autoridad para representar a otro, y actuar como él lo haría si estuviera presente. Esta autoridad llega sólo hasta donde llega la responsabilidad y no más allá.

3- En tercer lugar está la autoridad de CONTRATO. Esta es la autoridad de contratos o acuerdos legales donde dos grupos acuerdan llevar a cabo acciones específicas que, si son cumplidas, están basadas en beneficios mutuos, y en penalidades si son violadas.

Esta autoridad tiene que ver con la autoridad que otros otorgan por la investidura que Dios mismo asigna a sus siervos. En el caso del oficio del pastor, es necesario reconocer que las personas mismas que fungen como sus ovejas otorgan esta autoridad debido al buen trato y las buenas relaciones pastorales.

4- En cuarto lugar esta la autoridad de COSTUMBRE o tradición. Donde hay una práctica establecida que es aceptada por todos porque ha demostrado con el paso de los años ser para el bien común, allí se desarrolla la autoridad de costumbre o tradición. Las buenas tradiciones son aceptadas por la mayoría porque han probado a través de los años ser para el bien común. El Nuevo Testamento apela a la Autoridad de costumbre: Si alguno quiere ser contencioso, nosotros no tenemos tal costumbre… (1 Corintios 11.16).

5- En quinto lugar esta la autoridad FUNCIONAL. Emerge de la habilidad o capacidad de cada persona para ejercer la autoridad recibida. Todos nosotros tenemos habilidades como resultado de:
1. Nacimiento: Habilidad natural.
2. Entrenamiento: Desarrollada a través de la educación.
3. Gracia: Procede de la capacitación divina.
4. Experiencia: Procede de la escuela que la vida nos ofrece.
¿Cómo opera la autoridad funcional? Supongamos que ha llegado usted a un accidente de tráfico en el que un hombre yace mortalmente herido, su auto descompuesto al borde de la autopista. En la escena hay un doctor, un policía y un mecánico. ¿Cuál función realizas? ¡En la que funcionalmente estas capacitado!

APLICACIÓN
Estos siete niveles de autoridad, administrados con propiedad dentro de los límites bíblicos, son todos definidos para establecer el reino de Dios en la tierra desde una perspectiva de buenas relaciones en el cuerpo de Cristo, asegurando que el pastoreo de las ovejas sea como si Cristo mismo lo hiciera. Puesto que Dios nos responsabiliza a todos, tenemos que estar conscientes de nuestra obligación de discernir la dirección apropiada, la cual, es digna de ser seguida. Una congregación, empresa, grupo, crece o cae por el nivel de liderazgo de quien la dirige.

El crecimiento de una congregación está limitado por el liderazgo de su pastor. La mayoría de las personas no se desarrollará más allá del nivel que usted tenga de madurez espiritual. El papel de líder ha sido dado por Dios para que le dé al pueblo un buen ejemplo que imitar.

DECLARACIÓN DE FE
Estoy dispuesto a operar en los dones espirituales que el Padre me ha impartido, caminaré seguro sirviendo a los demás y daré frutos en abundancia de acuerdo a la función que debe desarrollar en mi llamado. Amén!!

ORACIÓN
Padre de gloria, amado Salvador, gracias por darme esta gloriosa oportunidad de servirte para hacer avanzar tu reino en este mundo. Me esforzaré para que los frutos que doy sean abundantes y tu gracia sea conocida en todo el mundo. Amen!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply