Tema 07: APÓSTOL-VIRTUDES
Capítulo 04: DONES DEL HIJO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Cuando era la hora, se sentó a la mesa, y con él los apóstoles. Y les dijo: ¡Cuánto he deseado comer con vosotros esta pascua antes que padezca! Porque os digo que no la comeré más, hasta que se cumpla en el reino de Dios (Lucas 22.14–16).

“El apóstol, un embajador del cielo en la tierra”

PRINCIPIOS
VIRTUDES DEL APÓSTOL. Los dones-hombre tienen cada uno virtudes diferentes, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio. En especial el apóstol:
1. Son padres en la Iglesia. Establecen el corazón paternal de Dios en la Iglesia de Cristo. Funcionan como verdaderos padres en el cuerpo de Cristo estableciendo un cuidado sobre aquellos que el Padre pone bajo sus alas apostólicas (1 Corintios 4.15).

  1. Llevan la carga del cuerpo de Cristo. Esto quiere decir que se preocupan y ocupan por mantener al cuerpo unido y a sus ministros con buena salud en todos sentidos.
  2. Ponen fundamento en la Iglesia. El apóstol trabaja en poner el cimiento del edificio santo que es la Iglesia, poniendo los fundamentos para que el cuerpo de Cristo trabaje unido (Efesios 2.20).
  3. Ejecutan los proyectos de Dios. Los apóstoles tienen la habilidad de ver los diseños de Dios y bajarlos a la tierra. Son especialistas, arquitectos del cielo en la tierra (Apocalipsis 18.20).
  4. Son punta de lanza. Los apóstoles son especialistas en abrir camino donde no hay. Se esfuerzan en entrar donde otros no lo han hecho, se desgastan en extender el reino de Dios sin medir las consecuencias (2 Corintios 12.15).
  5. Son imitadores de Cristo y piden les imitemos. Los apóstoles llevan una vida consagrada y reflejan a Cristo en cada una de sus acciones. Son dignos del reino y han crecido para que otros le imiten (1 Corintios 11.1).
  6. Les siguen las señales, prodigios y milagros. Esta es una de las señales más visibles de los apóstoles (2 Corintios 12.12).
  7. Son estrategas de las obras de Dios. Como peritos arquitectos, los apóstoles son estrategas del cielo en la tierra (1 Corintios 3.10).
  8. Manifiestan el celo de Dios. El apóstol conoce el corazón de Dios y encuentra la profundidad de Sus deseos al punto de llegar a apasionarse por los propósitos del cielo que expresan con celo lo que Dios ama y lo que Él aborrece (2 Corintios 11.1–2).
  9. Activan los dones en el Cuerpo de Cristo. Los apóstoles tienen la virtud de activar los dones en el Cuerpo de Cristo (2 Timoteo 1.6).
  10. Preparan, envían y cuidan obreros. El apóstol como estratega forma un ejército de valientes que caminaran junto a él para luego ser enviados a extender el reino de Dios (Romanos 10.15).
  11. Llevan las marcas del evangelio. El trabajo del apóstol frecuentemente se convierte en algo rudo que se llega a reflejar en su propio cuerpo (Gálatas 6.17).
  12. No se nombran, ni alaban así mismos. Regularmente los apóstoles no son personas que buscan la fama personal sino que enaltecen a quien los ha llamado. Sus hijos les llaman apóstoles porque reconocen su autoridad en el reino (1 Corintios 9.2).
  13. Se gastan por el evangelio. El mayor anhelo de un apóstol es honrar al que le ha llamado, cumplir con las comisiones encomendadas a pesar de las consecuencias que puedan sufrir incluyendo el desgaste físico, finanzas o bienes materiales (Romanos 11.13).
  14. Son conquistadores e impulsan a otros a conquistar. El apóstol es una persona que ha sido ungida y revestida con una autoridad de reino que le da la habilidad para conquistar regiones y establecer el reino (Hechos 17.6).
  15. Abren brecha para los otros ministerios. Los apóstoles son punta de lanza y regularmente abren camino para otros ministerios. El apóstol hace relaciones con los ministerios para mantener la unidad en el cuerpo e impulsar a otros a la extensión del reino (Gálatas 2.9).
  16. Son guerreros. Los apóstoles siempre están luchando con cualquier resistencia humana o espiritual (1 Corintios 15.32).
  17. Impulsan, aconsejan y gobiernan a sus hijos. Tratan con sus hijos para impulsarlos a la conquista del reino. Los hijos se someten en amor a los apóstoles como padres porque se han ganado el respeto y amor para ser escuchados (1 Tesalonicenses 2.7).
  18. Crean vínculos ministeriales y hacen amigos. Los apóstoles cuidan la unidad en el Cuerpo de Cristo haciendo vínculos ministeriales, promueven los cinco niveles de relaciones en la Iglesia (Compañeros, amigos, íntimos, tutores, padres), a fin de asegurar que el Cuerpo de Cristo camine victorioso (2 Pedro 3.15).
  19. Integran bajo la unidad a la Iglesia y la promueven. Este es un trabajo arduo y difícil, pero los apóstoles buscan la integración constante de los elementos que forman al Cuerpo de Cristo (Gálatas 2.1–2).
  20. Su obra da testimonio de su llamado apostólico. Por supuesto que hay falsos apóstoles, pero los verdaderos son conocidos por la obra que realizan (2 Corintios 12.12).

APLICACIÓN
Estas 21 virtudes son totalmente escriturales, fueron practicadas por los apóstoles primeros y por supuestos deberían ser practicados por los apóstoles de este tiempo. Revisarlas detenidamente es una obligación para aquellos que están operando este tan impresionante don espiritual.

DECLARACIÓN DE FE
Estoy listo para ser un apoyo en el cuerpo de Cristo en el lugar o posición que el Señor me asigne, no me detendré sino que caminaré firme hacia mi destino profético en este tiempo. Amén!

ORACIÓN
Precioso Espíritu Santo, por favor enséñame a ser humilde para ser formado en el llamado que el Padre tiene para mí. Caminaré firme, me esforzaré para alcanzar el estándar que el Padre en esta pidiendo para este tiempo. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply