PERMISO PARA CONSTRUIR

Tema 25: PERMISO PARA CONSTRUIR
Capítulo 03: SOÑAR Y CONSTRUIR
Serie: EL REINO DE DIOS

Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra (Génesis 1.28).

“La bendición de Dios es el permiso para recibir su promesa incluyendo el dominio que requerimos para construir”

PRINCIPIOS
1- Cuando Dios bendice a Adán y Eva, les otorga el permiso legal para que la promesa sea cumplida. Cuando les dice que fueran a dar fruto, multiplicarse, llenar la tierra, sojuzgarla y señorear en ella, en realidad estaba diciendo que les daba permiso para que esas cinco leyes se cumplieran en ellos. Si Adán y Eva permanecían en la legalidad, esas cinco virtudes les permitirían gobernar en este mundo. La desobediencia les retiró estas virtudes y los sometió a ser esclavos en lugar de ser gobernadores.

2- Cinco leyes, cinco virtudes para manifestar el poder del reino y edificar con excelencia. Hablemos de cada una de ellas. Empecemos por definir “les bendijo Dios”: Bendición viene de la palabra hebrea beraká se traduce como prosperidad, don, generosidad, presente (regalo). Dios le dice a Abraham: Y haré de ti una nación grande y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición (beraká) (Génesis 12.2).

3- Dios establece las columnas por las cuales estaría levantando el gran edificio espiritual y físico llamada Tierra.

  • Fructificar. Viene de la palabra pará que se traduce como “llevar fruto”, aumentar, crecer, fértil ser una persona fructífera, producir según la esencia o la naturaleza con la cuál hemos sido diseñados. ¡La naturaleza del Creador esta en nosotros!
  • Multiplicar. De la palabra hebrea rabá que se traduce como aumentar, generar abundancia, tener amplitud, engrandecer, ensanchar, ser amplio en todas las cosas. Este poder rabá esta en los hijos de Dios, somos llamados a dar mucho fruto como lo dijo nuestro Señor Jesucristo.
  • Llenar. Del hebreo malá que se traduce como desbordar, abastecer hasta que abunde, generar opulencia, saciar en todos sentidos. La Biblia habla decenas de veces la palabra abundancia como la implicación que somos llamados a generar mucho (Efesios 3.20).
  • Sojuzgar. Viene de la raíz hebrea kabásh que implica el derecho legal de someter, dominar, sujetar con autoridad para tener gobierno.
  • Señorear. Del hebreo radá que se traduce como estar a cargo, mandar. Ser señor o amo. José le dice a su padre: Dios me ha puesto por señor de todo Egipto (Génesis 45.8). Esto quiere decir que le había la legalidad para mandar y poseer en la tierra de Egipto.

APLICACIÓN
Estas cinco leyes o virtudes están disponibles para aquellos que creen y están dispuestos a caminar tomados de la mano de Dios para poseer lo que el Padre nos ha dado por herencia. Pablo explica este rescate en Romanos 5.17: Pues si por la transgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia.

Ahora tenemos la gracia de Dios para sojuzgar, poseer, dominar, gobernar, en este mundo. Nosotros estamos recuperando, en Cristo, la primacía, la cabeza, el orden, de acuerdo a los planes maestros del Creador desde la fundación del mundo. Ahora nos toca a nosotros creer y llevarlo a la práctica. ¡Tenemos el permiso, la legalidad, para construir!

DECLARACIÓN DE FE
Hoy tomo la bendición de Abraham, soy bendecido con toda mi descendencia, poseeré mi heredad, seré grande en esta tierra, mis hijos, nietos, bisnietos, poseerán la heredad que el Padre nos ha otorgado.

ORACIÓN
Al Dios sobrenatural, poderoso, glorioso, mi Creador y Salvador, sea toda la gloria, alabanza, magnificencia por siempre. Gracias por tu bondad, por darme la oportunidad de ser un hijo verdadero en tu reino, quiero poner mi vida delante de tu trono, que me uses para tu gloria como a ti te plazca, estoy listo para engrandecer tu nombre en esta Tierra. ¡Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply