Tema 29: MAYORDOMÍA
Capítulo 03: SOÑAR Y CONSTRUIR
Serie: EL REINO DE DIOS

Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas (Mateo 6.24).

“Las riquezas son un medio no un fin”

PRINCIPIOS
1- Es muy importante reconocer que las riquezas son un medio, no son, en absoluto un fin. El espíritu que controla las mentes para anclarlas y poner su fe en el materialismo la Biblia le dice Mamón. ¡No podéis servir a Dios y a las riquezas! Es imposible servir a Dios y, al mismo tiempo, exaltar el materialismo. Tampoco podemos adorar a Dios y dedicar el tiempo para exaltar cualquier otro medio o deseo carnal le quite el lugar de preeminencia a nuestro Señor.

2- Jesús nos enseña que somos mayordomos de la riqueza, en realidad no nos pertenece porque Dios es el dueño de todo. Sin embargo, es un medio para que cumplamos nuestro destino profético en la tierra. Cuando somos fieles y dignos del reino, el Espíritu Santo nos abre el camino para convertirnos en administradores del reino en la Tierra, eso incluye tener dominio sobre las riquezas, no que las riquezas tengan dominio sobre nosotros.

3- Dios nos da la habilidad para producir riqueza en todos sentidos, nos estira en la fe, nos motiva a crecer en carácter, el Espíritu nos guía en toda verdad y toda justicia para no equivocarnos en el camino de la construcción. El patrón siempre será el mismo, en lo poco somos fieles, seremos puestos en lo mucho, somos dignos, confiables, entonces el Señor nos dará oportunidad para administrar mayor riqueza. El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel; y el que en lo muy poco es injusto, también en lo más es injusto. Pues si en las riquezas injustas no fuisteis fieles, ¿quién os confiará lo verdadero? Y si en lo ajeno no fuisteis fieles, ¿quién os dará lo que es vuestro? (Lucas 16.10-12).

4- La fidelidad en las cosas pequeñas nos preparan para ser fieles en las cosas que son grandes. ¡Tenemos que ser responsables en la mayordomía! Dios nos ha dado dones, talentos, capacidades, para ser buenos administradores en el reino que YA esta dentro de nosotros. Ese potencial que tiene que emerger para producir abundancia tiene que ser bien administrado para honrar a nuestro creador.

APLICACIÓN
Debemos cuidar cuatro aspectos en la mayordomía:

  • Debemos cuidar y usar nuestros dones como buenos mayordomos, sabiendo que lo que tenemos no es nuestro sino de nuestro Señor. ¡Tenemos que rendirle buenas cuentas!
  • Tenemos que permitir que Dios nos enseñe como obtener las ganancias y nos guíe en cómo invertir como buenos inversionistas en el reino.
  • Es urgente que tengamos la habilidad para convertirnos en proveedores de riqueza para el reino. Cuando Dios nos haya fieles en lo poco nos da la habilidad para producir mucho más.
  • Debemos hacer las cosas a la manera de Dios. Seguir los principios, valores, caminar en justicia, asegurar que honramos al Padre en todas las cosas.

DECLARACIÓN DE FE
Soy un inversionista en el reino, estoy trabajando para ser un proveedor de riqueza en el reino de mi Padre. ¡Amén!

ORACIÓN
Dios maravilloso necesito tu ayuda para lograr cumplir mi propósito eterno, sé que es más poderoso el que esta en mí que el que esta en el mundo, así que no temeré, estoy listo para pelear la buena batalla de fe y servirte con todo mi corazón. ¡Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply