INVERTIR PARA AUMENTAR

Tema 23: INVERTIR PARA AUMENTAR
Capítulo 03: SOÑAR Y CONSTRUIR
Serie: EL REINO DE DIOS

No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna. No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos (Gálatas 6.7-9).

“Sembrar y cosechar es una ley bíblica, sembrar en nosotros mismos es la mejor inversión”

PRINCIPIOS
1- Es posible que uno de los factores mas descuidados en la vida del cristiano es la inversión. Alguien que se convierte en inversionista en el reino siempre estará buscando en donde depositar una semilla que le impulse a recoger alguna buena cosecha. Sabemos que esto es totalmente bíblico. Lo que sembramos eso cosechamos, pues no se cosechan higos de los espinos, ni de las zarzas se vendimian uvas (Lucas 6.44).

2- La mejor inversión que podemos hacer es en nosotros mismos, debemos preguntarnos, ¿cómo esta nuestro corazón? ¿Cuáles habilidades necesitamos para construir mejor? ¿Administración, oración, potencia del Espíritu? Debemos saber qué es aquello que debemos conquistar para ser mejores cada día. Una gran victoria se puede desvanecer por el mal carácter, la ira, el enojo, la venganza, la falta de dominio propio puede destruir algo lindo que nos ha llevado años levantar.

3- Practicar la paciencia es increíblemente bueno cuando nos aplicamos a la tarea que el Padre nos ha encomendado. Saber “esperar luchando” por lo que anhelamos. El reino sufre violencia y la gente violenta lo arrebata. Cuando Nehemías el profeta estaba reconstruyendo, dice la Escritura que los que edificaban en el muro, los que acarreaban, y los que cargaban, con una mano trabajaban en la obra, y en la otra tenían la espada (Nehemías 4.17). ¡Este es nuestro gran desafío!

4- Los descuidos son terribles, frecuentemente nos encontraremos frente a desafíos muy impresionantes, logramos grandes victorias, pero por un pequeño descuido todo se cae al piso. Dios no hace acepción de personas, él respecta la fe, diligencia, fidelidad, todo esto precede a una gran construcción, pero el enemigo siempre será astuto para traer temor, detenernos, intimidarnos para no avanzar.

5- Es aquí donde debemos invertir en nosotros mismos, tiempos de oración, lectura de la Biblia y buenos libros, relacionarnos con personas que nos enseñen e impartan. Siempre el Espíritu nos empujará para hacer las mejores inversiones en nosotros mismos, sigamos su huella y nos enseñará grandes cosas.

APLICACIÓN
Las experiencias del pasado nos nutren para convertirnos en personas sabias, nadie estará mayor calificado para construir algo grande para el reino, que aquellos que saben aprovechar las crisis para que se conviertan en sabiduría. Personas inteligentes saben que trabajar en uno mismo cuesta mucho, tiempo, esfuerzo, dedicación, pero al final del camino, eso nos hace personas más fuertes para enfrentar los desafío de conquistar el futuro glorioso que el reino nos tiene preparado. Mayor inversión será una mayor cosecha.

DECLARACIÓN DE FE
Estoy listo para avanzar a nuevas y grandes aventuras, nada puede detenerme porque es mayor el que esta conmigo que esta en el mundo. ¡Amén!

ORACIÓN
Dios maravilloso, precioso Espíritu Santo, por favor ayúdame a estar alineado al propósito eterno para mi vida, quiero tomarme de tu mano para lograr mi herencia y dar frutos abundantes en el reino, sé que tu eres poderoso para convertir mis debilidades en fortalezas y estar en mi silla de autoridad demostrando el poder del reino. ¡Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply