Tema 15: FIDELIDAD AL SUEÑO
Capítulo 03: SOÑAR Y CONSTRUIR
Serie: EL REINO DE DIOS

Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús (Filipenses 3.13-14).

“Defender el sueño es obedecer al llamado que el Padre nos ha hecho”

PRINCIPIOS
1- David pasó siete años y medio en el desierto huyendo del rey Saúl pero formándose para el cumplimiento de su sueño: ¡Ser rey en Israel! En ese tiempo, David nunca perdió el sueño injertado en su corazón por el Espíritu, siempre estuvo atento para mantener vivo el sueño de ser el reye de Israel. Un día su aprobado por Dios para salir del desierto y subir un escalón en su proyecto: ¡Ahora sería el rey de Judá! Sería gobernar primero sobre una tribu, pero enseguida Dios le entregaría el resto para reinar sobre toda la nación.

2- David sabía que tenía que cerrar el capítulo escrito en el desierto para abrir el nuevo capítulo en Judá. Somos personas cíclicas, cerramos ciclos para entrar en las nuevas temporadas. Debemos ser fieles al sueño, no olvidarnos de lo que Dios nos ha dicho y que hemos arropado con tanta pasión. El apóstol Pablo dice: Olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante (Filipenses 3.13). ¡Esto nos dice que el apóstol sabía cerrar el pasado y abrir el futuro!

3- En Efesios 2.10 dice que somos hechura de Dios, diseñados especialmente para un propósito divino. Fuimos creados para hacer buenas obras, debemos ser productivos y eficientes en todo lo que hacemos con el trabajo de nuestras manos. Todo lo que producimos debe ser excelente cuando somos fieles al sueño de Dios para nosotros. Los pensamientos de Dios son para bien y no para mal, él esta siempre pendiente de nosotros y desea bendecirnos en todo momento, obviamente, cuando somos fieles en la construcción del sueño que él nos ha impartido.

4- David tenía las dos opciones, olvidar el sueño de Dios y decidir tomar otro camino en el desierto o saber qué un día se cumpliría la palabra profética de Samuel que sería rey de Israel. Ser fiel al sueño que Dios nos ha entregado es saber esperar mientras crecemos como personas y líderes, debemos ganar la confianza de Dios hasta que llegue el cumplimiento de la promesa. Todo será manifestado de manera poderosa y veremos el sueño construido.

APLICACIÓN
En Génesis 1.26 vemos a Dios creando al ser humano, y en el versículo 28 lo vemos entregando el gobierno del reino en la Tierra a Adán Eva. Este mundo que le pertenece a Dios, lo pone bajo la mayordomía de nuestros primeros padres, nosotros seguimos la tarea como una raza espiritual ganada por Cristo, hemos sido trasladados de la potestad de las tinieblas al reino de Jesús. Adán y Eva perdieron el derecho legal de gobernar, pero Jesús lo recupera para nosotros. Es en la Tierra donde tenemos autoridad para gobernar y debemos hacerlo con responsabilidad, siendo fieles al sueño que hemos de construir.

DECLARACIÓN DE FE
Soy parte de la nueva raza que Jesús ha ganado para reinar en esta tierra, somos pueblo santo, adquirido por Dios para anunciar las virtudes de nuestro Padre. Amén!

ORACIÓN
Maravilloso y poderoso Padre de gloria, estoy conmovido por tu gracia y poder, estoy listo para caminar en el sueño que tienes para que yo construya, me voy a esforzar hacer las cosas de la manera correcta para dar resultados gloriosos que bendigan tu nombre santo. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply