Tema 09: EL FACTOR TIEMPO
Capítulo 03: SOÑAR Y CONSTRUIR
Serie: EL REINO DE DIOS

Andad sabiamente para con los de afuera, redimiendo el tiempo (Colosenses 4.5).
Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho (1Corintios 12.7).

“Debemos ser buenos administradores del tiempo, es nuestro valor más grande en la vida”

PRINCIPIOS
1- Toma tiempo para perfeccionar nuestras capacidades, necesitamos invertir tiempo y mucho esfuerzo para ser entrenados y equipados. El reino necesita gente dispuesta a vivir en disciplina y entrenarse para ser usado con poder en los asuntos del reino. Por ejemplo, Deuteronomio 8.18 dice que Dios nos da el poder (habilidad) para generar riqueza, este don ya esta en aquellos que son llamados a ser administradores de riqueza en la Tierra. Aunque ya esta la habilidad, debemos ser entrenados para hacerlo.

2- Entrenarnos requiere tiempo, ese espacio entre el saber y hacer es muy importante. Moisés fue llamado a una de las tareas más impresionantes en la historia humana, tenía que trasladar más de dos millones de personas que un lugar a otro. El potencial estaba dentro de Moisés pero era necesario formar ese carácter y perfeccionar las capacidades que YA estaban en su interior. Fueron cuarenta años en el desierto aprendiendo de Jetro su suegro, teniendo experiencias sobrenaturales en el desierto y trabajando fuertemente en su interior para estar listo y escribir una gran historia.

3- El abrazar la necesidad de ser preparados es un paso muy importante, el tiempo es la estructura de nuestros días, sin embargo, no somos tan buenos administradores de él y frecuentemente no lo redimimos muy favorablemente. Mi Padre tenía como 75 año cuando le pregunté si le gustaría volver a vivir. Su rostros se iluminó y me dijo: ¡Claro que sí, pero con la experiencia de hoy! El tiempo nos ayuda a acumular esa experiencia que se convierte en sabiduría y afina nuestros dones y capacidades.

4- En la Biblia encontramos dos conceptos de tiempo. Cronos es el tiempo del calendario donde Dios trabaja en nosotros para irnos prepararnos cada día. El Kairos es el tiempo exacto donde Dios hace detonar nuestras capacidades y provocar que avancemos a gran velocidad hacia nuestro destino para tomar lo que el reino tiene para nosotros. Debemos ser pacientes para saber esperar el tiempo correcto sin dejar de continuar en esa formación donde el Espíritu Santo nos capacita, entrena y equipa. Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho (1 Corintios 12.7).

APLICACIÓN
El abrazar la siembra y la cosecha es saber esperar a que nuestro sueño germine, se desarrolle y crezca a total madurez antes que queramos ver los resultados que deberán llegar en el kairos de Dios. Durante este espacio de tiempo tendremos pruebas, desafíos, retos, tribulaciones, como las malas hierbas que nacen junto con el trigo, esto nos hace crecer y madurar, no debemos angustiarnos por esas “plagas” que vendrán, tampoco por los momentos difíciles que seguramente viviremos, porque el Señor nos ha dado una promesa gloriosa: Y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén (Mateo 28.20).

DECLARACIÓN DE FE
Decido administrar bien el tiempo que Dios me ha dado, estoy dispuesto a aprender y crecer como un buen administrador del reino de mi Padre. Avanzaré con poder en el desafío de mi destino. ¡Amen!

ORACIÓN
Precioso Espíritu Santo, estoy tan emocionado de caminar tomado de tu mano, estoy ansioso de ver la manifestación del poder que actúa en mi para hacer crecer el reino en mi entorno. Quiero ser instrumento de tu gloria en cada momento, demostrar que mi Padre es poderoso y que ama tanto al mundo que envió a su Hijo Jesucristo para redimirnos y trasladarnos a su reino. Gracias por permitirme ser lleno de tu gloria, gracias por permitirme ver la expresión de tu reino en mi vida. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply