Tema 11: CONSTRUIR CUESTA
Capítulo 03: SOÑAR Y CONSTRUIR
Serie: EL REINO DE DIOS

Porque siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse (Proverbios 24.16).

“Las grandes batallas siempre dejan grandes victorias en Cristo”

PRINCIPIOS
1- Los grandes generales de batallas siempre terminan con marcas en su cuerpo y corazón. La gente es grande no porque nunca se cae, sino porque aprende a levantarse. Porque siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse (Proverbios 24.16). Decir que todo es fácil es una falacia en la vida, todos estamos expuestos a soportar la adversidad y vencer con Cristo. Construir sueños cuesta mucho, tal vez puede costar nuestra propia vida.

2- En la historia de los talentos el amo castiga fuertemente al siervo negligente por qué escondió su talento. El amo no lo condenó porque fracasó sino porque no lo intentó, nunca lo hubiera castigado porque hubiera fallado, es peor no intentarlo que darnos por vencidos cuando sabemos qué construir cuesta.

3- El fracaso no es lo peor que nos puede suceder, darse por vencido sí lo es. ¡Hemos fracasado cuando nos damos por vencidos! Lo que parece un fracaso puede ser el principio de un gran éxito. Cuando “mordemos el polvo” de la derrota tomamos el impulso para lograr un imposible que nos ayude a lograr una gran victoria. Jesús le dijo al padre de un muchacho endemoniado: Si puedes creer, al que cree todo le es posible (Marcos 9.23). Aún creer cuesta, la fe no es sencillo cuando estamos con una mente atada a los pensamientos del mundo, necesitamos renovarla para tener la mente de Cristo.

4- Cuando el sueño es probado y aprobado por Dios, también recibimos la impartición del Espíritu para activar los dones espirituales, que nuestras habilidades perfeccionadas sean eficientes en la construcción de los planos divinos. ¡Nos va a costar! Escuché esta frase de mi padre: “Hay que sufrir para merecer”. Los ancianos de mi pueblo tenían muchas anécdotas al respecto, y ellos sabían que las personas que más lograban en la vida eran las que mas se esforzaban para lograrlo.

APLICACIÓN
¿Cuál es el costo que estas dispuesto a pagar por construir tu sueño? Mis hijos César e Iris decidieron construir su casa. Se veía muy lejano ver aquel sueño terminado, era una inversión financiera grande, mas allá de las posibilidades presentes. Cuando oramos por el proyecto les hablé de parte de Dios diciendo: “Estaré con ustedes en el proceso y supliré lo necesario hasta terminar”.

Esta palabra no solo trajo el animo y la confianza para iniciar, sino la fuerza para construir. No estoy seguro si costó más el esfuerzo, la fe, la supervisión, la contratación de las personas, que la inversión financiera. Muchas veces creemos que todo es dinero, pero el costo esta diversificado y todo debe ser tomado en cuenta.

DECLARACIÓN DE FE
Estoy determinado a ver la gloria de Dios en mi vida, me voy a esforzar por llegar a la meta y ver cumplidas las expectativas de mi Padre en mí para operar en el poder de su reino. Amén!

ORACIÓN
Precioso Jesús, gracias por haberme trasladado de la potestad de la tinieblas a tu reino. Ahora las tinieblas no tienen autoridad sobre mi vida, soy libre para adorar al Padre y servir en el reino. Voy a avanzar con poder y gloria, quiero sacar todo el potencial que hay en mí para que el reino de mi Señor sea expresado en todo lugar. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply