Tema 06: OPERAR PODER DEL REINO
Capítulo 03: DONES DEL ESPÍRITU SANTO
Serie: DONES ESPIRITUALES

No quiero, hermanos, que ignoréis acerca de los dones espirituales (1 Corintios 12.1 ).

“Operar el poder del reino es la expresión tangible de Dios en la tierra”

PRINCIPIOS
1- El apóstol muestra su preocupación para que los creyentes de Corinto pusieran especial atención a los dones espirituales. La palabra ignorar quiere decir: no tener la información necesaria, no prestar atención, falta de capacidad. Pablo estaba dando una orden a la Iglesia, “no quiero”, esto demuestra que el apóstol deseaba que los hermanos pusieran atención en los dones espirituales.
¿Por qué Pablo estaba tan preocupado en este asunto? Porque los dones espirituales es la herramienta que vincula a los hijos de Dios con su Creador. Son el medio por el cual podemos entrar a lo sobrenatural y es necesario activarlos de una manera total y operar en ellos.

2- Los dones del Espíritu Santo es la expresión misma del poder de Dios y la manifestación del reino de Dios en la tierra. Es el cielo invadiendo cada espacio de este mundo. La predicación de Pablo, Bernabé, entre otros, siempre iba acompañada de milagros, señales y prodigios. Con todo, las señales de apóstol han sido hechas entre vosotros en toda paciencia, por señales, prodigios y milagros (2 Corintios 12.12). Vemos que el apóstol Pablo nunca confió en su persuasión personal para fundar una nueva congregación, sino en la demostración del Espíritu y de poder (1 Corintios 2.4).

3- Los discípulos no se pusieron en marcha en la conquista del mundo para Cristo hasta recibir poder de lo alto. Ellos obedecieron la instrucción del Señor antes de partir al Padre. He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto (Lucas 24.49). Era necesario recibir el poder del Espíritu Santo para cumplir con éxito la comisión de predicar el evangelio a toda criatura, haciendo discípulos en todo el mundo.
¡Ser llenos del Espíritu Santo implica operar en los dones que son activados en nuestras vidas! Nosotros hemos de buscar del Señor lo mismo hoy en día. Jesucristo es el mismo ayer y hoy y por los siglos. Nada ha cambiado al respecto.

4- ¿Qué espera Jesús de nosotros? De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre (Juan 14.12). Estamos en los últimos tiempos, el fin se acerca, mientras tanto los hijos de Dios se manifestarán con poder en este mundo. ¿Cuál es el requisito para ver esta palabra cumplida? ¡Activar nuestra fe! Para hacer las mismas obras de Jesús es necesario ‘creer en El’, eso implica creer de veras que Dios sigue obrando sobrenaturalmente hoy en día y a través del verdadero cristiano.

El apóstol Pablo como un arquitecto en la edificación de la Iglesia de Cristo explica: Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. En el griego, traducimos este versículo literalmente como: hay diversidad de dones por el mismo Espíritu. Es decir, que todos los dones proceden del mismo Espíritu Santo. La Biblia de la Traducción al Lenguaje Actual (TLA) dice: Los que pertenecen a la iglesia pueden tener distintas capacidades, pero todas ellas las da el mismo Espíritu. Se puede servir al Señor de distintas maneras, pero todos sirven al mismo Señor (1Corintios 12.4-5).

5- Para que el Espíritu se manifieste, será conveniente, que los hijos de Dios se dispongan a creer, recibir, y poner en práctica creyendo la manifestación del Espíritu Santo. No debemos contristar al Espíritu por la incredulidad, el temor al qué dirán o pensarán. Debemos ser vasos de barro, canales dispuestos a ser usados por el Espíritu Santo. Esta declaración del apóstol nos dice que todos, como parte del cuerpo, tenemos responsabilidades que cumplir. No hay una persona que pueda hacer todo, más bien somos complementos y somos dependientes los unos de los otros.

APLICACIÓN
El Espíritu Santo sólo puede usar a aquellos que se atreven a salir de la barca y caminar sobre las aguas. Recordemos, no obstante, que Pedro sólo salió de la barca cuando oyó que Jesús le dijo ven, eso elimina toda presunción por nuestra parte. Sin embargo, a veces oiremos claramente la voz de Dios empujándonos suavemente a lanzarnos en las manifestaciones del Espíritu, pero otras veces no será tan claro. Allí es donde aprendemos lo importante que es pasar tiempo con el Espíritu Santo para discernir Su voz.

Muchas veces nos podremos equivocar en discernir, pero eso nunca deberá ser un motivo para desistir; todo lo contrario. Fijémonos en los pequeños que aprenden a caminar y se caen en sus primeros intentos. Por otra parte, esta constituye una buena escuela de humildad y dependencia del Espíritu Santo. Es un terrible error abandonar la oportunidad de operar en los dones porque hemos cometido una falta. Es una grandísima oportunidad de aprender cuando se comete un error, esto nos hace madurar y crecer cada día más.

DECLARACIÓN DE FE
Hoy tomo la decisión de salir de la barca y empezar a caminar sobre las aguas. Decido avanzar sin temor a hundirme mientras camino, sé que Jesús va conmigo y me enseña a operar en los dones de manera poderosa. Amén!!

ORACIÓN
Amado Señor y Dios, muchas gracias por darme la oportunidad de caminar en las aguas de lo sobrenatural. Prometo esforzarme a mantener el balance, dominio propio y vencer toda adversidad para ver tu gloria manifestada. Amén!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply