MANIFESTACIÓN DE SABIDURÍA

Tema 09: MANIFESTACIÓN DE LA SABIDURÍA
Capítulo 03: DONES DEL ESPÍRITU SANTO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Pues no me envió Cristo a bautizar, sino a predicar el evangelio; no con sabiduría de palabras, para que no se haga vana la cruz de Cristo (1 Corintios 1.17).

“La SABIDURÍA es una manifestación sobrenatural fuera del alcance de la carne”

PRINCIPIOS
1- SABIDURÍA EN EL DIARIO VIVIR. La sabiduría es manifestada de una manera práctica en la vida diaria en el lugar donde nos encontramos. Podemos aprender de la experiencia de otras personas que han operado en la sabiduría de Dios.
En Corintios Pablo menciona lo que no es sabiduría de Dios. Pues no me envió Cristo a bautizar, sino a predicar el evangelio; no con sabiduría de palabras, para que no se haga vana la cruz de Cristo (1 Corintios 1.17). La sabiduría de Dios no está en la cantidad y uso de las palabras. Podemos hablar mil palabras con cero de sabiduría.

Tampoco está en la palabras floridas o expresadas de una manera poética. Podemos hablar de una manera filosófica, materialista o humanista, pero la sabiduría no está ahí. La sabiduría que viene de Dios la adquirimos con el conocimiento de la palabra de Dios y la impartición del Espíritu sobre nuestras vidas. Pero no viene por la enseñanza humana. Recordamos que hay tres sabidurías que no vienen de Dios: Terrenal, animal y diabólica.

2- DIRECCIÓN DIVINA. Este no es un conocimiento humano o que se origina en la mente, sino en el espíritu del hombre por medio del Espíritu Santo. La sabiduría es la habilidad práctica en el manejo de los asuntos de la vida obrando según la guía del Espíritu Santo. Es el saber ordenar la vida de acuerdo a la voluntad de Dios; primeramente la propia y enseguida la de otros.

  • Ser guiado por el Espíritu Santo. A fin de actuar apropiadamente en determinadas circunstancias, cuando entendemos que humanamente no podemos encontrar una solución satisfactoria.
  • Conocimientos correctamente aplicados. La sabiduría interactúa con el conocimiento y el discernimiento.
  • Consiste en una expresión espiritual. Esto brota en un momento determinado por el Espíritu, revelando de forma sobrenatural a la mente, el propósito y las vías de Dios aplicadas a una situación específica.

3- OPERANDO EL DON. Tenemos muchos ejemplos en la Biblia de cómo el don opera:

  • José el soñador. José no solo interpretó los sueños de faraón, sino que recibió la sabiduría de Dios y la estrategia para la solución del problema.
  • Salomón toma una decisión sabia con el asunto de dos madres con un bebé. Vemos aquí una decisión sabia del rey, no vino de la sabiduría humana, sino por el don de Dios.
  • Jacobo, el hermano del Señor. Jacobo interviene en un momento clave hablando sabiamente en una situación difícil delante de los ancianos de la Iglesia.


    4- EL DON EN LA PRÁCTICA. ¿Cómo opera este don de una manera práctica? Conocer el don es bueno, pero saber cómo operarlo es mejor.
  • Como revelación instantánea. Es el momento que algo se viene a la mente, sabemos que no es un pensamiento nuestro, sino de Dios.
  • Una impresión o un dibujo en la mente, que se impregna en la mente dando la sabiduría que se necesita para una situación específica.
  • Un pensamiento inspirado por el Espíritu Santo. El Espíritu Santo está atento para traer información a través de pensamientos.
  • Un sueño o visión. También la sabiduría es manifestada por medio de sueños o visiones.
  • Un fluir profético. El momento donde la revelación del Espíritu desciende por medio de una palabra profética para dar la instrucción sabia.

5- PROPÓSITO PRIMARIO. Dios nos entrega este don para:

  • Advertir o avisar de situaciones adversas o que causarán dolor.
  • Dar información exacta, necesaria en momentos claves.
  • Asegurar que los sueños que Dios ha impregnado en nuestro corazón se cumplan.
  • Confirmar impresiones de Dios en el corazón de sus hijos.
  • Aprendemos sus propósitos en el uso directo del mismo don.

Dios nos hace personas competentes por medio de la impartición de la sabiduría a nuestras vidas. Como empresarios podemos ser sabios en la toma de decisiones, como miembros de una familia, podemos llevar buenas relaciones por la sabiduría de Dios.

APLICACIÓN
Como hijos de Dios somos guiados para dar buenos frutos en el reino. En la escuela podemos dar testimonio de la sabiduría de Dios dando frutos en los estudios. ¿Cuál es nuestra responsabilidad para ser hijos de Dios competentes? Formarnos en el estudio sistemático de la palabra de Dios y buscar la presencia de Dios para tener la impartición de la sabiduría.
¡Dios está esperando una actitud positiva para posicionarnos en el reino por medio de la sabiduría! Cada uno de nosotros somos responsables de lo que Dios pone en nuestras manos, empresa, familia, gobierno, en cualquier esfera donde estemos, debemos ser buenos administradores.
¡La sabiduría de Dios asegura nuestro éxito!

DECLARACIÓN DE FE
Soy un hijo de Dios competente con la impartición de la sabiduría que viene del cielo para manifestar el poder del reino de una manera natural y cotidiana. Amén!

ORACIÓN
Precioso Espíritu Santo, gracias por ser mi abogado, mi maestro, mi amigo, gracias por dirigir cada paso en mi vida, reconozco que aun me falta sabiduría y te la pido para que pueda tener la templanza frente a las adversidades y tomar decisiones buenas que traigan bendición a mi vida y a todo mi entorno. Amen.

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply