Tema 30: CHARISMATA, DONES DIVERSOS
Capítulo 03: DONES DEL ESPÍRITU SANTO
Serie: DONES ESPIRITUALES

Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios (1Pedro 4.10).

“Debemos ser buenos administradores de los dones que recibimos”

PRINCIPIOS
1- En Hechos 11.28 vemos el don de profecía operando en el segundo plano previniendo a la comunidad de una gran hambre que vendría sobre toda la tierra. Vemos que el propósito del don de profecía era hablar para edificación, exhortación y consolación. En un primer plano edificando la vida de Bernabé y Saulo, en un segundo plano exhortando a la comunidad para prepararse y hacer frente a la hambruna que vendría. Es por esto que el apóstol Pablo pone este don por encima de los demás dones. Seguid el amor; y procurad los dones espirituales, pero sobre todo que profeticéis (1 Corintios 14.1).

2- Por medio del don de profecía el Espíritu Santo edifica al creyente para ser transformado a la imagen de Cristo, y por otro lado exhorta a la comunidad en casos donde es necesario tomar acciones especiales. Es por esto que menciona que el don de profecía es mayor que el hablar en lenguas (1 Corintios 14.5).

Tal parece que era tan frecuente en la Iglesia para ser considerado un cargo especial y extraordinario. En Antioquía “profetas y maestros” están vinculados (Hechos 13), y así los puso Dios en la Iglesia, primeramente cómo apóstoles; en segundo lugar como profetas; en tercer lugar como maestros…” (1Corintios 12.28). Con el transcurso del tiempo la profecía se hizo menos común, pero sin desaparecer totalmente.

3- Observamos que el don trabaja en los dos planos de una manera intensa, mientras que somos perfeccionados interiormente, somos manifestados al mundo operando el poder que actúa en nosotros.
Cada don tiene su función en los dos planos, el privilegio de ser transformado a la misma imagen de Cristo y la responsabilidad en la expresión del poder de Dios. Por ejemplo, el don de discernimiento de espíritus imparte la perspicacia o agudeza que permite conocer tanto el espíritu humano, como la presencia de espíritus malos o el Espíritu de Dios.

4- De esta manera trabaja este don en los dos planos de una manera activa. Por un lado nos permite analizarnos nosotros mismos y ver la condición del espíritu humano. Este “examen” lo podemos lograr por medio de discernir nuestro espíritu, su nivel de crecimiento, deficiencias y áreas de oportunidad para llegar a la estatura del varón perfecto.

En el segundo plano, somos responsables de operar en el don de discernimiento de espíritus para ayudar a las personas a vencer sus gigantes. Al conocer el espíritu humano podemos ayudarles a superar sus problemas internos. Al conocer la intervención de los espíritus inmundos podremos actuar en contra de ellos para traer libertad en el nombre de Jesús.

De esta manera vemos cómo la operación de los dones trabajan en los dos planos. La transformación a la imagen de Cristo y en la manifestación del poder de Dios.

APLICACIÓN
Ahora inicia el verdadero desafío: manifestar el poder del reino en cada acción de tu vida. Recuerda la exhortación del apóstol Pablo a sus discípulos de la ciudad de Colosas (Colosenses 3.4). En este versículo vemos la actividad del Espíritu Santo en los dos planos:

  • Cuando Cristo vuestra vida. Esto quiere decir que nuestra vida ha sido transformada a la imagen de Cristo.
  • Se manifieste. Es la demostración del poder que actúa en nosotros. El poder del reino de Dios manifestado al mundo.
    ¡El privilegio es que seremos manifestados con Él en gloria! ¡Disfruta de tu nueva dimensión espiritual!

DECLARACIÓN DE FE
Estoy listo y dispuesto a ser usado por el Espíritu Santo, seguir las pisadas del Maestro y llegar a ser un instrumento poderoso en sus benditas manos. Amén!

ORACIÓN
Señor Jesús te agradezco por tus infinitas misericordias y por darme el privilegio y la oportunidad de haber leído este mensaje, ahora me doy cuenta que cada regalo que entregas en nuestras manos es una responsabilidad y una bendición, porque por medio de ellos puedo ser bendecido y bendecir a tu pueblo. Úsame para tu gloria, y que cada día cumpla mi propósito eterno en este mundo. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply