Tema 26: MENTE RESTAURADA
Capítulo 02: PRINCIPIOS BÁSICOS DEL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente (Efesios 4.22-23).

“La mente normal nunca podrá entender la esencia del reino, necesitamos renovarla y conectarla al conocimiento del reino“

PRINCIPIOS
1- El plan de Dios ha sido, desde la caída de nuestro padres Adán y Eva hasta hoy, revertir y destruir las obras de maldad y restaurar completamente su gobierno sobre el dominio terrenal a través de sus representantes humanos. Anteriormente hemos dicho que La Biblia no trata de religión, sino de un Reino. Todo se centra alrededor del Reino de Dios. Todos los santos del Antiguo Testamento reconocieron este hecho. Abraham lo sabía, Moisés lo sabía, Samuel lo sabía. David, el rey de Israel, lo sabía, los profetas lo sabían, Jesús lo sabía. Todos los apóstoles y los otros creyentes del Nuevo Testamento también lo sabían. Todos, parece ser, entendían la prioridad del Reino; todos, excepto nosotros.

2- En los últimos años, el enfoque que prima en el Cuerpo de Cristo se ha desviado desde el reino de Dios hacia otros asuntos. El trágico resultado es que multitudes de creyentes hoy saben muy poco sobre el reino, y aún menos entienden su lugar y sus derechos como sus ciudadanos. A menudo, aun a pesar de toda nuestra sofisticación, educación y tecnología, cuando se trata de asuntos que requieren comprensión del reino de Dios y cómo este se relaciona con nuestro mundo nos quedamos sumamente cortos por la mentalidad modernista en la que la iglesia se ha desarrollado, muchas filosofía y poca acción de reino.

3- El capítulo 7 del libro de Daniel relata un sueño y una visión que vino a Daniel y que revela el carácter y la asombrosa majestad del reino de Dios. Daniel vio una procesión de cuatro bestias aterradoras que se levantaban desde el mar. Estas cuatro bestias representan las fuerzas demoníacas y satánicas que yacen detrás del poder, la maldad y la corrupción de muchos de los reinos del mundo. Daniel ve un “Anciano de días”, en los versículos 9 al 13, se refiere a Dios el Padre, eterno, sin comienzo ni final. Sus vestiduras blancas hablan de su pureza y santidad, mientras que el blanco de su cabello sugiere la sabiduría de los siglos. Las llamas abrasadoras y el río de fuego también simbolizan la pureza y santidad de Dios, así como también su majestad y poder.
¡Necesitamos una mentalidad de reino para entender estas escenas!

4- El Anciano de días tomó asiento en medio de los tronos; había miles de ellos. Los tronos son para los gobernantes, y esos tronos eran los asientos de autoridad de los ciudadanos reales del reino, es decir, la corte real. Daniel vio muchos reyes, hasta que entró el Rey de reyes, y toda la atención estuvo centrada en él. Miles lo servían, algo apropiado para un gran Rey. Esta era una escena diferente a todo lo visto sobre la Tierra: los reyes sirviendo al Rey; gobernantes cuidando del Gobernante. Los reyes terrenales tienen sirvientes y consejeros que los asisten. El Rey de reyes, el Anciano de días, tiene reyes como sus asistentes.

5- Esta es una escena de juicio, no de juicio de los hombres, sino de Satanás. Daniel vio esto en una visión quinientos años antes del nacimiento de Jesús. Satanás era juzgado y su poder destruido, además, su cuerpo “echado al lago de fuego”. El fuego consume y aquí simboliza la pérdida de poder.

APLICACIÓN
¿Cómo entender esta potencia del reino sin una mentalidad de reino? ¿Cómo podríamos entender estas escenas gloriosas de Daniel sino entendemos con claridad este liderazgo de siervos sirviendo al Rey? Necesitamos una mente restaurada y conectada con el reino para poder ligar nuestros pensamientos con los de nuestro Padre y poder liderear en esta sociedad convulsionada. Un tiempo nuevo esta delante de nosotros, no todos podremos hacer frente a estos desafíos, solo aquello que tienen una mente renovada podrán acceder al conocimiento del reino y la aplicación del poder en las esferas donde nos movemos.

DECLARACIÓN DE FE
Este es el tiempo donde tengo que renovar mi mente y conectarme con el reino en plenitud, estoy listo para alinearme al conocimiento pleno del reino y empezar a vivir en plenitud. Amén!

ORACIÓN
Dios maravilloso, hermoso Jesús, que bendición conocer los principios del reino y trabajar fuertemente en la conquista de mi mente para ser renovada para alinearnos al corazón de nuestro Padre. Por favor ayúdame a posicionarme en mi silla de autoridad para lograr servirte con pasión y dar frutos en abundancia. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply