Tema 25: MENTE DE LÍDER
Capítulo 02: PRINCIPIOS BÁSICOS DEL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable (1Pedro 2.9).

“El Señor nos ha llamado para ser una raza especial separada para servir en su reino“

PRINCIPIOS
1- La misión de Jesús sobre la Tierra era restaurar el gobierno del reino de Dios sobre la humanidad. Su propia vida fue un ejemplo del reino en acción. Cada vez que sanaba a un enfermo, resucitaba a un muerto, caminaba sobre las aguas, calmaba una tormenta con tan solo una palabra o alimentaba una multitud con unos panes y unos pescados, estaba demostrando la verdad de que el reino de Dios había venido a la Tierra. Cada vez que predicaba las buenas nuevas del reino, o les enseñaba a sus discípulos acerca de la vida en el reino, y cuando la gente le respondía en fe, demostraba el poder del Reino para impactar la vida y el entorno humano.

2- A pesar de la caída de Adán y Eva en el jardín del Edén, el deseo de Dios nunca cambió. El plan seguiría intacto todavía, manifestando su reino a través del Espíritu Santo en las vidas de las personas que están comprometidas con él y entregadas a su liderazgo. Por dos mil años, desde los días de Jesús, hasta hoy, nuestro Dios ha estado promoviendo la mente de reino en sus hijos para tener el poder de dominio en este mundo.
A través de Cristo, somos un “sacerdocio santo”, un “linaje escogido”, un “real sacerdocio” y una “nación santa”. Como tales, hemos sido restaurados a nuestras funciones sacerdotales de representar y reflejar la naturaleza de Dios en todas las esferas que nos encontremos.

3- Cada uno de nosotros que se vuelve a Jesús se convierte en una “piedra” en el magnífico “palacio” espiritual del reino de Dios en la Tierra. Somos llamados y entrenados como reyes y sacerdotes para representar ese reino delante del resto del mundo. El apóstol Pedro lo expresó de esta manera: Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable (1 Pedro 2.9).
El mundo esta urgido de líderes con la mentalidad del reino, que tomen decisiones alineadas a la verdad divina y bajo los principios eternos, que caminen en la justicia del Eterno Dios, dando testimonio de su bondad en todas sus acciones.

4- La Biblia entera trata sobre el reino de Dios. Desde Génesis hasta Apocalipsis, las Escrituras revelan a Dios como el grande y poderoso Rey del cielo y la Tierra, determinado a obrar su plan de los siglos.
…ustedes serán para mí un reino de sacerdotes y una nación santa. Comunícales todo esto a los israelitas (Éxodo 19.6).
…porque del SEÑOR es el reino; él gobierna sobre las naciones (Salmos 22.28).
Tu trono, oh Dios, permanece para siempre; el cetro de tu reino es un cetro de justicia (Salmos 45.6).
Que hablen de la gloria de tu reino; que proclamen tus proezas (Salmos 145.11).
En los días de estos reyes el Dios del cielo establecerá un reino que jamás será destruido ni entregado a otro pueblo, sino que permanecerá para siempre y hará pedazos a todos estos reinos (Daniel 2.44).

APLICACIÓN
Conocer el reino no es nada sencillo, es entrar al conocimiento de nuestro Dios a su plenitud y encontrar los tesoros escondidos que él mismo revela a los que le buscan con pasión. El mundo esta necesitando de líderes con la mente del reino, que puedan vivir para proclamar las verdades eternas por medio de sus acciones de justicia. Este mundo convulsionado esta gobernado por mentes donde las tinieblas operan para traer los planes del maligno, pero es el tiempo en que los hijos del reino resplandecerán como el sol en el reino de nuestro Padre (Mateo 13.43).

DECLARACIÓN DE FE
Hoy estoy de pie, mirando mi futuro glorioso, decido pensar con la mente de Cristo, desecho la mente gobernada por las tinieblas y accedo a la mente llena de luz que proviene de mi Padre. Amén!

ORACIÓN
Dios maravilloso y buen Padre eterno, muchas gracias por esta oportunidad de servirte con todo mi corazón y con toda mi mente, caminaré tomado de tu mano sabiendo que tengo un propósito que cumplir en esta vida y me alineo a mi destino que sabré cumplir en plenitud. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply