Tema 10: LA EXPRESIÓN DEL REINO
Capítulo 02: PRINCIPIOS BÁSICOS DEL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Como me envió el Padre viviente, y yo vivo por el Padre, asi mismo el que me come, él también vivirá por mí (Juan 6.57).
Cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él (Hechos 10.38).

“Expresamos el poder del reino de mi Padre como Jesús lo hizo”

PRINCIPIOS
1- Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios (Mateo 12.28). Este versículo indica el regreso del poder de dominio que Adán perdió en su desobediencia. Jesús expresa ese poder sobre las tinieblas proclamando a la humanidad que la promesa del reino dada por los profetas ahora es una gloriosa realidad. Esto por esto que el evangelio se traduce como “buenas nuevas” del reino.

2- El mensaje del reino debe siempre estar acompañado de las más importantes noticias entregadas a la humanidad. Jesús vino a anunciar la llegada. De su reino y establecerlo en el corazón de los que crean para enseguida expresarlo tangiblemente en nuestro entorno. El poder de la resurrección es el poder del reino, el doctor Lucas lo dice de esta manera: Cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él (Hechos 10.38).

3- Verbo fue hecho carne para representar al Padre en esta tierra. Por esto el escritor de la carta a los Hebreos dice: Considerad al apóstol y sumo sacerdote de nuestra profesión, Cristo Jesús (Hebreos 3.1). Apóstol del Padre, el enviado del cielo para representar al Dios todopoderoso en esta Tierra. El doctor Lucas dice: Yo, pues, os asigno un reino, como mi Padre me lo asignó a mí (Lucas 22.29). Esta es la posición de un embajador del reino de Dios en el universo especialmente enviado a la Tierra para tener una posición de dominio, no un representante religioso sino una gubernamental.

4- Un embajador es una persona designada para representar y hablar en nombre de su gobierno de base ante los gobernantes de otros países. Ante los ojos de esos gobernantes, la palabra de un embajador es la del gobierno que representa. Los buenos embajadores nunca expresan sus propias opiniones, sino solamente las políticas oficiales del gobierno que los ha designado para ese cargo. Por eso Jesús siempre expresó que hablaba y hacía lo que el Padre el ordenaba.

5- Dios escogió a Moisés para liberar a los israelitas de la esclavitud en Egipto y para representarlo delante de ellos. Los profetas representaron a Dios y hablaban sus mensajes de advertencia y juicio a una nación que le había dado la espalda. En 2 Corintios 5:20, Pablo escribe: Así que, somos embajadores en nombre de Cristo, como si Dios rogase por medio de nosotros; os rogamos en nombre de Cristo: Reconciliaos con Dios. Como embajadores del cielo, representamos el reino de nuestro Padre en la Tierra. Si hemos de ser eficaces, es importante que entendamos de lo que estamos hablando para manifestarlo de la manera correcta.

CONCLUSIÓN
Como embajadores del reino, somos responsables de expresar su poder en esta Tierra. Caminamos tomados de la mano de nuestro Rey para actuar en su nombre y hacer notoria su cultura expresada en forma tangible. Jesús dejó establecido su posición:
Respondió entonces Jesús, y les dijo: De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente – Juan 5.19
Muchas cosas tengo que decir y juzgar de vosotros; pero el que me envió es verdadero; y yo, lo que he oído de él, esto hablo al mundo – Juan 8.26
Jesús dijo a sus discípulos: Como me envió el Padre viviente, y yo vivo por el Padre, asimismo el que me come, él también vivirá por mí (Juan 6.57). Esto nos deja claro que representamos a Jesús para expresar su reino como el mismo lo hizo.

DECLARACIÓN DE FE
Soy un embajador de nuestro Padre celestial, represento su pensamiento, voluntad, deseos, propósitos, y sus planes para este mundo. Su reino vendrá con poder por medio de mi vida, su voluntad será echa en la Tierra como en el cielo, hablaré lo que escuchó de él y haré lo que me mande con eficiencia. Amén!

ORACIÓN
Maravilloso Jesús, estoy listo para emprender esta maravillosa aventura de representar al reino en esta Tierra. Ayúdame a afinar mis sentidos espirituales para tener acceso a lo que el cielo me dice, quiero caminar tomado de tu mano para dar los frutos que se esperan de mí. Gracias por darme esta gloriosa oportunidad. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply