Tema 09: ESTABLECIENDO EL REINO
Capítulo 02: PRINCIPIOS BÁSICOS DEL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado (Mateo 4.17).
No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino (Lucas 22.29).

“El propósito del Rey es ver por su reino”

PRINCIPIOS
1- Para que descubramos el propósito original y la misión de Jesús, sería obvio considerar sus propias declaraciones al venir a este mundo. Su primera declaración pública fue hecha al comienzo de su ministerio cuando tenía treinta años. Después de ser bautizado por su primo Juan y luego de cuarenta días de ayuno, durante los cuales venció las tentaciones de Satanás para que pusiera en peligro su misión, dice: Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado (Mateo 4.17).

2- La palabra cerca, en algunas ocasiones traducida como “a mano”, significa simplemente “ha llegado”. En otros términos, su primera declaración fue la introducción y llegada de su reino, no de una religión. En esencia, Él trajo un gobierno a la Tierra. Veamos algunas de las otras declaraciones de Jesús concernientes a su propósito y misión.

Observemos estos mensajes de Jesús:
Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado – Mateo 10.7
Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios – Mateo 12.28
Por lo cual el reino de los cielos es semejante a un rey que quiso hacer cuentas con sus siervos – mateo 18.23
Aconteció después, que Jesús iba por todas las ciudades y aldeas, predicando y anunciando el evangelio del reino de Dios, y los doce con él (Lucas 8.1).

3- Nos queda claro que Jesús no vino a reclamar un reino, vino a tomara SU reino, lo que él mismo creó, edificó, y puso en las manos de Adán y Eva. Un usurpador vino a convertirse en un gobernador “espurio”, ilegal, porque solo lo que es aprobado en el cielo es establecido en la Tierra. Dios nunca aprobó que Lucifer gobernara, así que su gobierno fue ilegal desde el momento de la tentación, y definitivamente, hasta hoy, toda intervención suya en esta Tierra sigue siendo ilegal. Jesús no solo recupera lo que le pertenece, sino que retoma el diseño original, donde el ser humano sea su colaborador en este gobierno. No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino (Lucas 12.32).

CONCLUSIÓN
Es evidente que la intención de Jesús al enseñar acerca de su reino era invitar a los hombres a entrar al reino de Dios. Esto se halla en contraste directo con el enfoque en la actividad religiosa y la preocupación de la religión sobre ir al cielo. Parece como si el mensaje y la prioridad de Jesús fueran la ocupación y el reclamo de la Tierra, en vez de diseñar para la humanidad una escotilla de escape hacia el cielo. Jesús nos sigue desafiado a través de este versículo: Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad (Mateo 5.5). Observemos que la promesa es para heredar la Tierra en vez del cielo. Además, su dominio sobre ella y su medioambiente fue declarado por Jesús como el regreso del Reino de Dios. Ahora nos corresponde a nosotros tomar estas Escrituras en serio para ponerlas por obra en nuestros corazones y actuar con determinación para tomar lo que el Señor nos ha asignado.

DECLARACIÓN DE FE
Hoy estoy entendiendo que el Señor me ha dado un asignamiento claro y preciso, ha puesto en mis manos un propósito grande, gobernar con él y para él esta Tierra. Tengo un destino, una posición desde donde puedo seguir estableciendo el reino en mi entorno. Amén!

ORACIÓN
Dios hermoso, Padre glorioso, ahora mismo estoy entendiendo, me queda claro que he sido enviado a este mundo para cumplir un propósito en tu reino. Por favor ayúdame a realizar la tarea que me has encomendado, me esforzaré a realizar todo con excelencia. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply