Tema 21: ADMINISTRADORES DEL REINO
Capítulo 02: PRINCIPIOS BÁSICOS DEL REINO
Serie: EL REINO DE DIOS

Así, pues, téngannos los hombres por servidores de Cristo, y administradores de los misterios de Dios. Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel (1Corintios 4.1–2).
Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios (Romanos 8.19).

“Administramos el reino que el Padre ha puesto en nuestras manos”

PRINCIPIOS
1- Jesús describió la esencia del reino en las muchas historias que le contó a la gente. Esas historias son ricas en simbolismos y verdades porque magistralmente describía la naturaleza y las características del reino de Dios. En estas historias creativas exhibió el carácter de aquellos que pertenecían a este reino. La naturaleza de la proclamación de Jesús no estaba solamente en las palabras que hablaba. Era demostrada en el poder que emanaba de su vida. El poder del reino era demostrado a través de Jesús en los milagros, señales y prodigios que realizaba. Las multitudes se acercaban al reino por las palabras y acciones de Jesús. Los que “captaban” el mensaje se convertían en sus seguidores y eran introducidos en el conocimiento pleno de quién era Jesús y cómo entrar al reino a través de la fe en él.

2- Cuando predicamos de Cristo sin predicar sobre el reino de Dios, no estamos predicando una verdad completa. Cristo y el reino son uno, así como nosotros y el reino debemos ser uno. Es realmente muy injusto decirle al mundo que Jesucristo es la puerta que ha sido abierta a ellos, sin decirles lo que hay del otro lado de la puerta. ¡No tiene sentido! Si proseguimos y les contamos sobre el reino, esa es otra cosa. Cuando les decimos sobre un ámbito en donde hay vida, esperanza, paz, gozo y el poder de sobreponerse a los problemas y dificultades diarias, ellos dirán: ¡Quiero ser parte de todo eso!

3- Vivimos en un mundo de gran ansiedad, terrorismo, colapsos económicos, confusión política, desempleo, divorcio, desesperación; la realidad es que la gente necesita las buenas nuevas. El reino de Dios es esas buenas noticias que todos necesitamos desde que iniciamos nuestro día en la mañana hasta que lo terminamos. Es el mensaje perdido de Jesús que necesita resucitar en nuestros tiempos. Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios (Romanos 8.19).

4- Somos administradores del reino en este mundo, debemos saber que Dios ha puesto en nuestras manos un gran tesoro que es necesario que compartamos con las personas que nos rodean. Es el caminar tomado de la de Jesús llevando su poder para ser manifestado de una manera tangible y visible en nuestro entorno. La gente esta esperando que esta raza nueva creado por Jesús se manifieste, por eso el apóstol dice: Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable (1 Pedro 2.9).

APLICACIÓN
La forma más efectiva de alcanzar a la gente es primero abrirles el apetito con las buenas nuevas del reino de Dios. Luego de que conocen sobre el reino y lo desean por sí mismos, debemos explicarles cómo entrar en él mediante la confianza en Jesús para limpiarlos y salvarlos de sus pecados, rindiendo sus vidas bajo el control del Señor.

Jesús le enseñó a la gente usando parábolas. Aquellos que no tenían interés en las cosas de Dios, simplemente consideraban las parábolas como lindas historias con moralejas prácticas. Para aquellos que estaban buscando genuinamente la verdad, sus historias tocaban una cuerda en sus corazones que los conducían hacia él y los provocaba a buscar las respuestas a lo que estaban necesitando. ¡Nosotros somos llamados a continuar esta labor! Hemos sido nombrados administradores del reino, todos sus recursos están disponibles para nosotros si deseamos usarlos para glorificar a nuestro Padre.

DECLARACIÓN DE FE
Soy un administrador del reino de mi Padre, he recibido la tarea de anunciar, proclamar, las virtudes de Jesús al mundo, voy a enseñar sobre el reino y a demostrar su poder en cada una de mis acciones en dondequiera que camine. Si Dios esta conmigo, quién puede estar contra mí!

ORACIÓN
Precioso Espíritu Santo, muchas gracias por permitirme aprender tomado de tu mano, voy a avanzar en la demostración del reino a través de señales, prodigios y milagros, no me voy a detener, seré fiel a Jesús y leal al reino de mi Padre. Me esforzaré a aprender cada día más para hacer todo con excelencia. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply