Tema 05: SAZONADOS
Capítulo 02: DONES DEL PADRE
Serie: DONES ESPIRITUALES

Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno (Romanos 12.3).

“Hemos nacido para dejar una huella en esta vida, para bien o para mal”

PRINCIPIOS

1- Sin embargo, una vez que estamos activamente ocupados de este modo tendremos que trasladamos al exterior, hacia la tarea de servir a otros. La vida cristiana nunca tuvo como objetivo vivirla apartada de la comunidad. No podemos ser personas solitarias, es decir, individuos descomedidos que se ocupan nada más que de sí mismos. Cualquier tarea centrada en uno mismo debe con el tiempo orientarse hacia tareas dirigidas a otros. Del mismo modo en que Cristo vino para salvar y servir a otros, así El nos pide a nosotros, sus hijos, que vayamos a otros con su mensaje de salvación y que les ayudemos a crecer en la familia de la fe.

2- Dios no se limita a llamarnos para luego dejarnos a la merced de nosotros mismos. Nunca nos deja plantados. Cualquiera que sea la tarea que nos llame a hacer, nos capacita a la vez para cumplirla. Como lo expresa Pablo, Dios lo hace conforme a la medida de fe que… repartió a cada uno (Romanos 12.3). La fe aquí mencionada no alude a la fe de la salvación, sino a la fe que acompaña el recibir y usar los dones que Dios nos da. Dios nos da los dones y la fe que necesitamos para utilizar esos dones. Podemos pensar en esta lista de siete dones que el Padre entrega a sus hijos desde dos perspectivas.

La primera es ver estos dones como creacionales, es decir, dones que viene desde el nacimiento y son asociados a las habilidades que a cada uno le es otorgada para desarrollarse en la vida.

La segunda es pensar que estos dones son otorgados por el Padre en el momento de la impartición y activación espiritual y son cualidades espirituales asociadas al rol que desempeñamos en el reino de Dios.

3- De hecho, podemos hacer de las dos perspectivas una sola, pensando que algunas de estas virtudes vienen desde que venimos al mundo, pero otras son impartidas por el Espíritu para el servicio al Cuerpo de Cristo. Esta óptica nos daría una compresión clara del complemento de estos dones con los dones del Espíritu Santo y los dones del Señor. Estos dones se consideran administrativos u operativos porque se desarrollan actividades asociadas con el servicio directo a la comunidad de una manera física y directa.

En primer lugar debemos reconocer que Dios es soberano para impartir los dones a sus hijos. No es por nuestro esfuerzo sino por la gracia del Padre para activar sus dones a quien decide. Además entendemos que el Padre nos posiciona en el lugar correcto de acuerdo a los propósitos que tiene para cada uno de nosotros.

En segundo lugar, Dios imparte los dones cuando hemos alcanzado la madurez para recibirlos. Frecuentemente los dones son activados cuando dos palabras se unen: Kairos y sazón. Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad (Hechos 1.7).

4- La palabra tiempos se traduce de la palabra griega kairos que quiere decir el tiempo exacto. Sazón es cuando algo está en el punto exacto. En términos espirituales diríamos que el tiempo exacto se une con la madurez y crecimiento. Se requiere humildad para poder ser edificado y confirmado en la palabra de Dios y recibir los dones que el Padre tiene para sus hijos. Nadie puede tomar en sus propias manos ni en sus fuerzas el llamamiento de Dios a operar en los dones del Padre para manifestar el reino.

APLICACIÓN

Recibimos los dones de acuerdo a la voluntad de nuestro Padre, algunos vienen desde que salimos del vientre de nuestra madre, otros, cuando el Espíritu nos imparte su poder y activa el don de manera sobrenatural. En la medida que caminamos tomados de la mano del glorioso Espíritu Santo, podremos dar mayor fruto al operar en cada don de manera eficiente.

DECLARACIÓN DE FE

Estoy listo para ser usado con poder por nuestro Dios, hoy dejo a un lado todo obstáculo humano y espiritual y cedo mi voluntad completa a nuestro Señor para dar fruto en abundancia. Amen!!

ORACIÓN

Señor amado, cuando grande es tu Nombre y cuan maravilloso es saber que tu tienes mi vida en tus preciosas manos. Sé que voy avanzar con poder en esta vida y seré lleno de tu Espíritu porque me has comisionado a una gran tarea en este mundo. Hoy decido serte fiel y obedecer tus instrucciones para dar frutos en abundancia. Amen!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply