Tema 07: RESPONSABILIDAD
Capítulo 02: DONES DEL PADRE
Serie: DONES ESPIRITUALES

Así, pues, téngannos los hombres por servidores de Cristo, y administradores de los misterios de Dios. Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel (1 Corintios 4.1-2).

“Con la fe subimos la montaña, con el carácter nos sostenemos en la cima”

PRINCIPIOS
1- Debemos tomar en cuenta la actitud que tenemos cuando el Padre nos activa en sus dones. ¿Cómo respondemos a la comisión que nos es entregada? Nos apresuramos a obedecer o somos lentos para llevar a cabo los planes del Padre que pone en nuestras manos. La actitud es la forma como respondemos al llamado. La actitud nos lleva a la sumisión y a la entrega total al servicio del Padre. Nos sometemos a la voluntad absoluta de Dios para obedecer lo que Él quiere que hagamos. Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará (Juan 12.26).

2- El sometimiento total a su voluntad depende de nuestro crecimiento y madurez espiritual. En el momento que caminamos de la mano del Padre, podremos obedecer ciegamente sus órdenes para cumplir los diseños celestiales para esta tierra.
¿Hasta dónde deseamos ser parte de una generación que escribirá los mejores capítulos de la historia moderna de la Iglesia?
¿Estamos dispuestos a pagar el precio necesario para operar en los dones del Padre?
¿Hay un anhelo real en nuestro corazón por ser parte de los planes del Padre en la tierra?

Al tomar la actitud correcta, el Padre activará los dones en nosotros e iniciaremos una nueva etapa donde la gloria de Dios será visible en nosotros.

3- ¿Qué enseñanza está dejando en tu corazón este capítulo de los dones del Padre? ¿Podemos como hijos de Dios ser de bendición a otros a través de estos dones? En la medida que crecemos espiritualmente, Dios nos estará entrenando y capacitando para ser de bendición a su pueblo. Debemos conocer y anhelar todos los dones del Padre, a fin de servir con mayor eficiencia a sus propósitos. ¡Qué desafío tan grande es servir a Dios con integridad!

4- Tenemos ejemplos terribles de personas que teniendo grandes dones para servir a los demás los desperdiciaron atrayendo hacia sí destrucción.
Un Balam vendiendo la gracia recibida al mejor postor convirtiéndose en un mercenario de los dones que había recibido del Padre. Un Sansón cediendo a la seducción sin importarle el cuidar y aplicar los dones de una manera correcta. La lista se hace grande y ahora sigue creciendo personas que no han sabido apreciar la oportunidad de servir a Dios con integridad.

Que nuestra vida sea consagrada a los propósitos de Dios en esta tierra. Que Dios nos tenga por dignos del reino para operar los dones y el reino de nuestro Padre se siga extendiendo en la tierra. Esto es demostración del justo juicio de Dios, para que seáis tenidos por dignos del reino de Dios, por el cual asimismo padecéis (2Tesalonisenses 1.5). ¡Aprendamos de la Biblia!

Dios es soberano e imparte los dones que quiere – 1Corintios 12.11
Los dones son impartidos en el kairos y la sazón – Hechos 1.7
Se requiere carácter para recibir los dones – Hechos 16.10
Los dones requieren de disciplina y responsabilidad – 1Corintios 9.17
La actitud es vital para recibir los dones del Padre – Hechos 21.13-14

APLICACIÓN
En cada etapa de nuestra vida estamos expuestos a hacer las cosas con dedicación, responsabilidad, disciplina, eso nos convierte en personas dignas del reino. El Padre nos asigna tareas conforme a nuestras posibilidades y habilidades que desarrollamos cada día. Es muy importante que tengamos confianza en que Dios estará con nosotros en cada momento y nos llevará a grandes niveles de gloria en el momento que ganamos credibilidad con él.

DECLARACIÓN DE FE
Su gracia es manifiesta en mi vida, tengo confianza plena que él me lleva de gloria en gloria y de victoria en victoria, no cederé terreno al enemigo, voy a caminar tomado de la mano de mi Dios para dejar fruto en abundancia en su reino. Amen!!

ORACIÓN
Precioso Señor y Dios, estoy listo para ir a mi siguiente nivel en el servicio de tu reino, estoy seguro que ganaré tu confianza para que me asignes grandes tareas en esta tierra. Por favor ayúdame con la impartición de tu sabiduría, quiero avanzar con inteligencia y bajo el poder de tu Espíritu Santo. Muchas gracias por tu amor incondicional. Amen!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply