Tema 10: OPERAR EN LA CARNE
Capítulo 02: DONES DEL PADRE
Serie: DONES ESPIRITUALES

Y no hizo allí muchos milagros, a causa de la incredulidad de ellos (Mateo 13.58).

“El Espíritu nos ayuda a fortalecernos en las debilidades de la carne”

PRINCIPIOS
1- Operar los dones en la “carne” trae frutos muy malos para el avance del reino. Podríamos citar un sin número de malos testimonios de personas operando en el don bajo la influencia de la carne. La razón, el humanismo, la fragilidad humana, son enemigos de la fe. Todo lo que NO procede de la fe es pecado. Cuando la naturaleza humana se involucra en la operación de los dones, vamos a tener una distorsión en los resultados que se esperan. 

Cuando Dios va a sanar a una persona no necesita el esfuerzo humano. Y tomándole por la mano derecha le levantó; y al momento se le afirmaron los pies y tobillos; y saltando, se puso en pie y anduvo; y entró con ellos en el templo, andando, y saltando, y alabando a Dios (Hechos 3.7–8). Pedro no tuvo que hacer ningún esfuerzo humano para levantar al cojo, el poder del Espíritu Santo afirmó sus pies y tobillos. 

2- De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo. Os di a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía, porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres? (1 Corintios 3.1-3). El apóstol reconoce que es necesario tener madurez y crecimiento espiritual para la operación de los dones. La carnalidad les hacía incapaces de recibir comida espiritual de alto nivel. 

3- La Biblia nos dice que Jesús no pudo hacer muchos milagros en Nazaret entre su propia familia y conocidos. Jesús estaba asombrado por la incredulidad de ellos (Mateo 13.58). Cuando las personas no aprecian los dones, dudan o razonan el resultado de la operación de ellos, involucrando la naturaleza humana, será una limitante enorme para ver grandes resultados de la fe. Recordamos la carnalidad de Balaam cuando fue contratado para maldecir al pueblo de Dios. Aún cuando Dios le prohibió que los maldijera, con necedad Balaam se acercaba a Dios para preguntar si lo podía hacer. 

4- La falta de responsabilidad y disciplina en la operación de los dones siempre será un obstáculo terrible para que el Señor manifieste su gloria a través de nuestras vidas. Es, sin duda, un privilegio enorme que Dios nos tenga por dignos de su reino y que nos dé la oportunidad de hacer milagros y maravillas en su bendito nombre, el punto importante es tomar nuestro llamado con responsabilidad y ser disciplinados para ver su gloria manifestada.

APLICACIÓN
¿Cómo podemos lograr que la carne no impida la adecuada operación de los dones? Pensemos en esto:
* Debemos convertirnos en personas maduras espiritualmente. El crecimiento nos permite entender las verdades del reino para ponerlas en práctica. Regularmente la carne es vencida cuando nos convertimos en hacedores de la palabra. El apóstol Pablo ordenó: Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne (Gálatas 5.16). Cuando damos lugar al Espíritu y no satisfacemos los deseos de la carne estaremos dando pasos sólidos en un crecimiento continuo para llegar a la estatura del varón perfecto. 
* Perfeccionarnos en la santidad caminando en el temor de Dios. Esta perfección de la santidad implica estar alejados del mundo de todo aquello que alimenta la naturaleza humana. La santidad no es un concepto humano, tampoco se logra de un día para otro. Más bien se perfecciona día a día a través de una disciplina espiritual. 
* La carne es vencida cuando llevamos una vida ligada al Espíritu en todos sentidos. La cultura del reino debe ser practicada a cada instante. Esto debilita la carne y fortalece el caminar de una manera íntegra tomados de la mano de nuestro Padre. 

DECLARACIÓN DE FE
Estoy decidido a caminar tomado de la mano del maravilloso Espíritu Santo, voy hacer maravillas en el nombre de Jesús, testificaré de la gloria de mi Dios con prodigios y exaltaré su nombre. Amen!!

ORACIÓN
Dios eterno y maravilloso Padre celestial, muchas gracias por darme la oportunidad de operar en los dones espirituales, estoy emocionado de poder ver tu gloria manifestada de manera real. Por favor ayúdame a vencer toda oposición del enemigo y a crecer espiritualmente para hacer las cosas de la mejor manera. Amen!!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply