Tema 15: DON DE PROFECÍA
Capítulo 02: DONES DEL PADRE
Serie: DONES ESPIRITUALES

Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo (1 Corintios 12.4–6).

“El don del Padre, profetizar, tiene que ver con la predicación ungida”

PRINCIPIOS
1- De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe; o si de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza; el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con liberalidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría (Romanos 12.6-8). Profecía (gr. proféteia), aunque la palabra griega que se usa es la misma para el don de profecía de 1Corintios 12, en este pasaje se usa más como una declaración inspirada con el propósito de compartir ampliamente el corazón de Dios para un tema específico.

2- Jack W. Hayford dice: Ya sea la habilidad de aquellos que se les permite ver la vida desde una perspectiva profética especial, independientemente de la función pública que desempeñen o del uso especial que haga de ellos el Espíritu para proclamar abiertamente una profecía. Hablar con franqueza y visión, especialmente cuando lo hacemos bajo la inspiración del Espíritu de Dios declarando las verdades del reino de una manera explícita y entendible para los oyentes. Influir sobre los que están en nuestra esfera de acción con un espíritu positivo de justicia social y espiritual (testimonio) hablando bajo la inspiración del Espíritu Santo y manifestación del poder del reino. Podría decir que este don está orientado a la predicación o exposición de la palabra bajo la inspiración del Espíritu Santo.

3- ¿Cómo se manifiesta el don de profecía? Llegó entonces a Éfeso un judío llamado Apolos, natural de Alejandría, varón elocuente, poderoso en las Escrituras. Este había sido instruido en el camino del Señor; y siendo de espíritu fervoroso, hablaba y enseñaba diligentemente lo concerniente al Señor, aunque solamente conocía el bautismo de Juan. Y comenzó a hablar con denuedo en la sinagoga; pero cuando le oyeron Priscila y Aquila, le tomaron aparte y le expusieron más exactamente el camino de Dios (Hechos 18.24–26). En este pasaje vemos a un predicador con el don de profecía desde el punto de vista de exponer las verdades celestiales. Podemos ver la gracia derramada a través de este don:
* Varón elocuente
* Poderoso en las Escrituras
* Espíritu fervoroso
* Diligencia en lo concerniente al Señor
* Denuedo

¡Estas son algunas características del don de profecía funcionando a plenitud!

4- El diccionario griego define la palabra profetizar como proclamar o dar a conocer el mensaje que le ha sido asignado. Cuando el don se activa la enseñanza profética será impartida con revelación del cielo. Por supuesto que la declaración será total y absolutamente ungida y dirigida por el don que el Padre da para proclamar el mensaje que viene de su corazón. Una razón importante para darle un valor tan alto al don de profetizar debe haber sido que el mensaje del que predica, enseña o testifica, no era producto de su propia intuición o aun de su propio estudio e investigación, sino de una revelación especial.

Notemos que en ambos pasajes se presenta un común denominador: ¡Tenían abundancia de palabras! Aunque estamos viendo dos personalidades proféticas en acción, la abundancia de palabras provenían directamente de la inspiración del Espíritu Santo.

APLICACIÓN
El apóstol Pablo afirma: Ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría (1 Corintios 2.4). La predicación del apóstol no incluía la sabiduría del hombre para persuadir, sino la revelación de la predicación profética, que habla las palabras que escucha del cielo. Somos administradores de la gracia de Dios, colaboradores de Dios en exponer las verdades del reino en todo momento. Cristo mismo se expresa al mundo a través de nosotros por medio de nuestra conducta y acciones en todo momento.

DECLARACIÓN DE FE
Hoy confieso que soy lleno del Espíritu Santo, la predicación ungida esta en mi boca, camino bajo el poder de la gloria de Dios, estoy listo para hacer señales y milagros en el poderoso nombre de Jesús. Amen!

ORACIÓN
Precioso Dios, glorioso Espíritu Santo, quiero ser lleno de tu gracia, por favor activa el don de profecía en mi vida, quiero dar frutos en abundancia. Ayúdame a crecer espiritualmente y santificarme para ti. Quiero entrar en la mejor temporada de mi vida para ver señales y prodigios de manera sobrenatural. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!

Leave a reply