Tema 17: DON DE ENSEÑANZA
Capítulo 02: DONES DEL PADRE
Serie: DONES ESPIRITUALES

Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo (Hechos 5.42).

“Enseñar con nuestra conducta deja la huella más profunda que cualquier otra enseñanza”

PRINCIPIOS
1- Enseñanza (gr. didaskalía). Capacidad y poder de Dios que reciben algunos creyentes con la finalidad de exponer el conocimiento contenido en la palabra de Dios, así como su correcta interpretación. Es la habilidad sobrenatural para explicar y aplicar las verdades recibidas de Dios para la Iglesia. Presupone el estudio y la inspiración del Espíritu que permite presentar con claridad la verdad divina al pueblo de Dios. Aclaran, defienden y proclaman la verdad de Dios, de manera que los oyentes crezcan en gracia y en piedad.

2- Que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas (2Timoteo 4.2–4). En esta Escritura se entiende la palabra predicar como enseñar. La idea del apóstol es que su hijo Timoteo tenía que defender la doctrina enseñando lo correcto.
¡En concreto, enseñanza es: Instrucción, impartir conocimiento, ser ejemplo, educar, crear cultura!

3- ¿Cómo se manifiesta este don? Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo (Hechos 5.42). Note que el versículo habla de dos dones del Padre: Enseñar y predicar. Podemos observar que los dos dones se están conjugando de una manera clara para dar a conocer el evangelio de Jesucristo. La enseñanza por supuesto que tiene que ser un estudio sistemático y continúo para dar a conocer un tema en especial.
¡Enseñar conlleva ejemplo! El maestro enseña más con el ejemplo que con las palabras. Frecuentemente nos encontramos con la oportunidad de enseñar a los demás por medio de nuestra conducta. El apóstol Pablo sugiere: Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar (1Timoteo 3.2).

  • Apto para enseñar. La frase “apto para enseñar” se traduce como preparado para entregar un concepto o idea a otras personas. El diccionario traduce apto como dispuesto, suficiente, capaz, competente, útil, idóneo, proporcionado. Enseñar no es solo tomar una lección que se trasmite leyendo un escrito a un grupo de personas. Se trata de un don impartido por el Padre que nos hace aptos para transmitir los principios y valores del reino.
  • Transmitiendo cultura. Cuando Roma conquistaba una ciudad enviaba “culturizadores” o personas que establecían la cultura romana, sus valores, leyes, principios, a la gente que en un futuro se considerarían ciudadanos romanos legítimos. La cultura se establecía por medio de la enseñanza.
  • Personas con el don de enseñar. Aprender, investigar, comunicar, ilustrar verdad, son cualidades inherentes a la persona, manifiestas cuando ejercita el don de enseñar. Disfrutan estudiar y aprender información nueva y aman compartir con los demás lo que han aprendido. El formato de enseñanza varía desde discipular uno a uno hasta clases formales, estudios bíblicos informales, grandes grupos, y la predicación (que es una forma de enseñanza).

4- En las Escrituras encontramos a diferentes personas enseñando. Aquila y Priscila (Hechos 18.26), Pablo (Hechos 19.8-10; 20.20; Colosenses 1.28; 1 Timoteo 2.7), pastores/diáconos (1Timoteo 3.2; 5.17), Timoteo (1Timoteo 4.11,13; 6:2), mujeres piadosas (Tito 2.2-4). Cómo podemos ver no todos eran ministros de Dios o personas que ocupaban un púlpito, simplemente personas apasionadas por enseñar a otros con humildad.

APLICACIÓN
¿Cómo podemos saber si tenemos este don? La siguiente es una lista breve:

  • ¿Disfrutas estudiar e investigar?
  • ¿Disfrutas impartir verdades bíblicas a otros?
  • ¿Acuden a ti, te hacen preguntas?
  • Cuando enseñas, ¿te entienden?
  • Cuando ves a alguien confundido en su entendimiento, ¿Te sientes responsable de hablarle sobre ello?
  • ¿Disfrutas hablar a grupos de diverso tamaño de asuntos donde tus convicciones son especialmente fuertes?

A través de los evangelios, Jesús fue reconocido como Rabbi, que significa “Maestro”. Mateo 4.23 dice que Jesús fue por toda Galilea, enseñando, y Mateo 7.28-29 dice que las multitudes se maravillaban de su enseñanza, porque enseñaba cómo quien tiene autoridad, no como los intérpretes de la ley.

DECLARACIÓN DE FE
Estoy determinado en actuar con responsabilidad para disponer mis talentos que bendigan a otros, voy a transmitir la cultura del reino por medio del don de la enseñanza. Recibo ahora mismo la unción para activar el don en mí. Amén!

ORACIÓN
Amado Padre, estoy delante de tu presencia creyendo que soy un instrumento en tus benditas manos, voy a caminar bajo tu unción para operar el don de la enseñanza y transmitir los principios y valores que he recibido por tu palabra, muchas gracias por darme esta gloriosa oportunidad de servirte. Amén!

Con amor… Dr. José Félix!!

Leave a reply